Qué es el Branding empresarial y qué aporta a tu empresa

Las grandes corporaciones invierten importantes cantidades de dinero en anuncios de TV, radio, prensa y marketing digital para trabajar branding empresarial. Esto ha hecho que, durante años, parezca una actividad solo al alcance de las marcas más grandes. Pero esto no es así, ya que Internet y otros muchos avances tecnológicos han permitido que cualquier empresa pueda hacer branding.

Lo cierto es que todas las empresas tienen una imagen de marca, aunque no sean conscientes de ello. Hasta los negocios de barrio la tienen y se crea cuando los vecinos empiezan a hablar entre ellos y recomendarse unos a otros sobre un negocio u otro. La mayoría de pymes tal vez no tengan una estrategia para mejorar su imagen de marca porque creen que ya ofrecen algo de calidad, ya sea un producto, un servicio, el trato al cliente o su ubicación, pero hay que valorar lo que el branding puede llegar a beneficiarnos.

Branding empresarial para mejorar tu imagen de marca

Qué es el branding empresarial

El branding define la actividad que se encarga de gestionar la imagen de marca que tiene el consumidor, algo muy importante tanto para autónomos como para empresas grandes y pequeñas. El significado del branding empresarial implica trabajar para que la gente tenga un buen concepto de tu marca.

La marca de tu empresa es lo que la gente piensa (y habla) de ella y no tiene que coincidir precisamente con la percepción que tú tienes. No tienes que dejar el branding al azar. Hay que planificar y ejecutar un plan para crearlo y mejorarlo desde el principio. Para ello, hay que conocer bien a la audiencia, a los potenciales clientes. No vale lo que dicen muchos empresarios: “mis clientes son todo el mundo”. Si quieres tener éxito debes enfocarte en un público específico y preguntarte ¿qué edad tiene mi cliente ideal?, ¿qué estado civil?, ¿qué gustos?, etc.

Identifica a tu cliente

Conocer a tu cliente te servirá, entre otras cosas, para saber por qué vía puedes ponerte en contacto con ellos. Es imprescindible saber si tu público consume más televisión, radio, internet o, incluso, si está desligado de todos estos medios y recibe más información de manera física. Como hemos dicho anteriormente, tenemos muchas opciones para exponer nuestra imagen de marca. Internet se ha convertido en la actualidad en un canal imprescindible para alcanzar a un volumen muy alto de público invirtiendo menor presupuesto y, lo más importante, donde podemos segmentar de manera más concreta nuestro perfil. La mejor manera de conseguir buenos resultados es personalizando el mensaje que quieres difundir desde los textos corporativos hasta la publicidad.

Personaliza tu imagen de marca acorde a tu cliente para que se sienta vinculado con tu negocio. O, lo que es lo mismo, ¡genera engagement!

Vincula al cliente con tu negocio gracias al branding empresarial

Al especializarte y enfocarte en un mercado concreto no estás perdiendo clientes, sino ganando. Quizás sean menos personas las que visiten tu tienda física o tu sitio web, pero será mucho mayor el porcentaje de personas que compren.

Beneficios del branding empresarial

El objetivo del branding es diferenciar tu marca de la competencia, y conseguir ese carácter único que establezca un vínculo entre tu negocio y los clientes. Y si sigues trabajando el branding empresarial con los clientes satisfechos, podrás incluso conseguir tener una comunidad de seguidores y fieles embajadores de tu marca. Así lo hacen grandes empresas como, por ejemplo, Apple.

Algunos de los beneficios más importantes son los siguientes:

  1. Consigues reconocimiento entre los usuarios y adquieres una buena imagen ante ellos.
  2. Fidelizas a los clientes que ya te compraron, lo que hace que se conviertan en compradores recurrentes y que te recomienden.
  3. Te permite analizar los datos de tu audiencia y mejorar la estrategia.
  4. Los mismos datos te permiten identificar mejor a tu cliente ideal y enfocar todas las acciones de marketing en atraerlos.
  5. Al enfocar los recursos en un público más conciso, se ahorra tiempo y dinero invirtiendo publicidad en otros públicos menos interesados.

Como puedes ver, el uso del branding empresarial tiene muchas ventajas, las cuales harán que tu negocio esté más enfocado en lo que funciona y que crezca a buen ritmo.