Qué es Content Marketing: 5 ejemplos que te sacarán de dudas

Desde que tuve mi primer contacto con el marketing, me encantó. Me gusta ver los resultados después de aplicar las diferentes técnicas de marketing en las empresas. Cada vez que veo una campaña de marketing o una web con contenido disruptivo disfruto como un niño pequeño con juguete nuevo. Y, de todas las especialidades que hay dentro del marketing, la que más me gusta es el marketing de contenidos.

Tal vez ya has escuchado hablar del marketing de contenidos, de que “el contenido es el rey” o de que el copywriting es súper útil. Pero, ¿serías capaz de explicar qué es el content marketing?

No te preocupes si no sabes muy bien qué implica, porque voy a ayudarte a entenderlo de la mejor forma que hay: con ejemplos reales y casos prácticos.

Qué es el content marketing

El content marketing es la disciplina que se encarga de la creación y optimización de contenidos en cualquier formato: vídeo, texto, redes sociales, etc. Los expertos en marketing han demostrado que, cuando se dedica tiempo y esfuerzo en generar buen contenido, los resultados mejoran mucho. Y me refiero a lo que buscan todas las empresas: hacer crecer su negocio, ampliar las ventas, fidelizar clientes.

Objetivos del content marketing

Gracias al content marketing, una empresa puede mejorar su marca para destacar por encima de su competencia, aportando valor añadido a su producto o servicio. Algunas empresas venden más que su competencia sin llegar a ser mejores, solo por la reputación o el reconocimiento que han conseguido entre su público.

Además, el marketing de contenidos ayuda a conseguir posicionamiento web en Google y ayuda a que ciertas publicaciones se vuelvan virales en las redes sociales. Cuando un contenido es innovador, cautiva al público y es útil, todo son ventajas. Pero veamos 5 ejemplos para entender cómo funciona.

Ejemplos de content marketing

La famosa marca Moleskine creó un proyecto paralelo con el que han triunfado gracias al marketing de contenidos y una asociación poderosa. Junto con Apple, crearon una aplicación para sincronizar calendarios de forma inteligente, combinando contactos, mapas y datos de otras aplicaciones. La combinación del contenido, la necesidad y su fiel público fue una receta para el éxito.

Philips también conoce muy bien su público objetivo y por eso lanzó un blog dedicado a dar consejos de afeitado y cuidado de la barba. Al ser solo para hombres que se cuidan, pudieron enfocar el contenido mucho mejor y dar en el blanco. Lo sabemos por el éxito que tuvo la campaña que, evidentemente, ha estado potenciando la marca principal.

El contenido que usan en el blog de viajes Thewotme.com lo han convertido en un referente de su sector. No enfoca el contenido como el resto de blogs sino que da datos exactos y con muchos detalles, lo que ha ayudado a sus creadores a conseguir un público fiel.

Un gran contenido escrito apoyado por un canal de YouTube y contenido extra en redes sociales que ayudan a reforzar el tráfico y consiguen una estrategia de content marketing más que sólida.

Marketing de contenidos de Worme

Un cuarto ejemplo es el de Vorwerk, creando Recetario.es para ayudar a sus clientes de la Thermomix a sacarle el máximo rendimiento con trucos y recetas. De nuevo, otro ejemplo más de empresas que usan el content marketing para fidelizar a sus clientes… que, además, realimentan el contenido publicando sus propias recetas. Una vez más, el contenido escrito es el rey en esta estrategia que pretende optimizar artículos y palabras clave para mejorar el tráfico más fiel que existe: el que se consigue a través de posicionamiento SEO.

Content Marketing de Thermomix

Por último, otra empresa que usa constantemente estrategias de contenidos es Ikea. A pesar de que tienen una fuerte marca muy definida, fortalecen su presencia digital a base de crear campaña tras campaña. Una de ellas es la sección de “ideas de decoración” dentro de su web, que usan para aconsejar a cualquier persona para decorar su hogar… por supuesto, con productos Ikea.

¿Qué te parece? ¿Crees que ahora serías capaz de explicar mejor qué es el content marketing?