Estrategia de branding: qué pasos a seguir para elaborarla

Estrategia de branding

Contar con una estrategia de branding es algo absolutamente necesario para todas aquellas empresas y profesionales que quieran destacar frente a su competencia. La idea final es conseguir que el público “ame” a la marca y se sienta totalmente vinculado a la misma.

Pero para que esto sea posible primero hay que tener claro qué pueden existir diferentes tipos de opciones de branding de una empresa, y los pasos a seguir para diseñar una estrategia efectiva.

Tipos de branding

📌 Branding comercial

Ninguna marca está sola en el mercado, siempre tiene que enfrentarse con otras que ofrecen productos o servicios similares. Lo que busca este tipo de branding es precisamente conseguir esa diferenciación con respecto a la competencia.  Algo que se suele lograr a través de la creación de una personalidad muy concreta con la que, además, el público pueda identificarse.

📌 Branding personal

Es muy similar al anterior, pero en este caso lo que se busca es desarrollar una marca personal, mostrarle al público qué hace y cómo lo hace ese profesional. Todo ello con el objetivo de ganarse la confianza de los posibles clientes y ser recordado por ellos.

📌 Branding actitudinal

Tanto el branding de marca como el personal branding pueden ser actitudinales. La idea aquí es conseguir una identificación entre la empresa o el profesional con un perfil de consumidor con un estilo de vida muy concreto.

📌 Branding emocional

Cada vez es más común que los clientes escojan una marca no solo por sus productos o sus servicios sino también por lo que la misma les transmite. Eso es precisamente lo que busca este branding: quiere conseguir engagement transmitiendo al público una serie de emociones con las que se sienta identificado

📌 Branding social

En esta modalidad la empresa o el profesional se implican en causas sociales que interesan especialmente a su público objetivo. Esto ayuda a generar un vínculo de confianza y a que la marca sea percibida de una forma más humana; “alguien” con quien el público se identifica.

📌 Country branding

El mejor ejemplo de lo importante que puede llegar a ser una estrategia de branding para conectar con el público es que cada vez hay más países y ciudades que van desarrollando su propia marca con el fin de generar más riqueza atrayendo la llegada de capitales desde el exterior en forma de turismo o de inversiones.

Pasos para trazar una estrategia de branding

En el desarrollo del concepto de estrategia de branding está implícito el hecho de que los resultados se van a conseguir a largo plazo, pero, si se hace bien, se podrán mantener durante mucho tiempo.

El objetivo es que acabes teniendo una marca que se identifique con unos valores que la diferencien de la competencia y que logren una mayor conexión con el público objetivo. Pero ¿cómo lograrlo? La clave está en diseñar una buena estrategia.

Auditar el negocio y el mercado

Antes de nada, conviene que conozcas a fondo tu negocio y la situación que tiene en el mercado. Un DAFO (debilidades y fortalezas, amenazas y oportunidades) te ayudará a conocer los puntos fuertes de tu marca a los que les puedes sacar partido, y los puntos débiles que deberías intentar mejorar.

Identificar los puntos de valor de tu marca y conocer el mercado en el que se desenvuelve te ayudará a saber qué es lo que deberías destacar especialmente de ella para diferenciarla de tu competencia.

Definir los objetivos

Pueden ser de muchos tipos: ganar notoriedad en el mercado, aumentar las ventas, mejorar la reputación, etc. Lo que tienen que ser en todo caso es SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en el tiempo).

Desarrollar la propuesta de valor

Implica determinar qué es lo que se quiere destacar especialmente. La cualidad o el sentimiento por el que queremos que el público acabe identificando a la marca.

Por ejemplo, en el caso de Apple su propuesta de valor es la exclusividad de sus productos, mientras que otras empresas como Pepsi se han centrado en presentarse como una alternativa a otras marcas.

Desarrollar el mensaje o storytelling

Es la forma en que te vas a dirigir a tu audiencia a través de todos los canales de comunicación. Se convertirá en una de las señales que ayuden a identificar a la marca.

Definir la identidad visual

Elementos como la tipografía o el color utilizados en un logo influyen de manera directa en cómo es percibida la marca por su público. También el nombre lo hace. Por eso, hay que tener un cuidado especial a la hora de elegir tanto el naming como todo lo referente a la imagen.

Determinar los canales de la comunicación

Una vez que la marca ya tiene una identidad visual, una personalidad, y sabe qué mensaje quiere transmitir, es hora de ponerse manos a la obra. En esta última fase tendrás que elegir qué canales de comunicación vas a utilizar para difundir tu mensaje. Puedes usar medios online y offline, pero asegúrate de que siempre hay una coherencia en el mensaje.

 

En un mercado global en el que la competencia es cada vez más grande, una buena estrategia de branding puede ser el mejor punto de partida para crear una imagen de marca o una marca personal exitosa.