Cuáles son las 4 fases del inbound marketing

Si ya has oído hablar de él, ahora llega el momento de que sigas profundizando y descubras las 4 fases del inbound marketing, porque son las que van a conseguir convertir a tus seguidores en clientes reales y fieles.

inbound marketing ilustracion¿Qué es el proceso de inbound marketing?

No queremos entretenernos mucho en un concepto que ya conoces, pero te recordamos que se trata de un sistema que combina estrategias de marketing no intrusivas para conseguir que la marca o el profesional sean reconocidos por su público potencial y percibidos como expertos en su sector. Lo que permite que el paso del cliente por el funnel de ventas sea mucho más rápido.

Las 4 etapas del inbound marketing

Dicho lo anterior, es hora de analizar las 4 etapas del marketing y ver qué ocurre en cada una de ellas:

1. Atracción

La primera de las 4 fases del inbound marketing se centra en captar la atención del público con potencial para convertirse en cliente. Hacer que la web del negocio reciba tráfico, pero primando siempre la calidad sobre la cantidad.

No queremos solo muchas visitas, queremos que las visitas que lleguen procedan de personas que realmente puedan estar interesadas en el producto o servicio que ofrecemos. Para ello contamos con técnicas como el SEO o el social media marketing.

2. Conversión

Ahora que tenemos a los visitantes en nuestra web, lo que queremos conseguir es que se produzca la conversión. Esta puede venir en forma de compra (sería lo ideal, pero es complicado alcanzar este objetivo en una primera visita), pero nos conformamos con conseguir leads como una vía de contacto.

Para lograrlo podemos usar estrategias como ofrecer un contenido gratuito de descarga a cambio del correo electrónico o tener un formulario de contacto con una llamada a la acción muy efectiva.

3. Cierre

Una vez que tenemos el contacto del cliente potencial podemos iniciar una relación comercial más directa con él. Por ejemplo, enviándole nuestra newsletter con información de su interés u ofertas exclusivas y personalizadas.

A lo largo de esta fase vamos conociendo cada vez mejor al cliente potencial y podemos realizar acciones segmentadas y personalizadas para intentar conseguir la venta.

4. Fidelización

La clave para que un negocio sea rentable no está en vender una vez a cada cliente, sino en conseguir una clientela fiel que vuelva a comprar nuestros productos o servicios una y otra vez.

Existen muchas técnicas de inbound marketing que podemos usar para conseguir la fidelización: crear un club exclusivo, organizar eventos solo para ciertos clientes, ofrecer un descuento exclusivo por el cumpleaños, etc.

Aunque hemos hablado de 4 etapas, hay quien señala que hay 6 fases del inbound marketing, incluyendo cuestiones como la monitorización y el análisis de los datos. Nosotros no las consideramos como tal porque tanto medir los resultados como analizarlos y extraer conclusiones no es algo propio de inbound marketing, sino algo que debemos llevar a cabo siempre que hacemos marketing online.

 

Ahora que ya conoces las 4 fases del inbound marketing ha llegado el momento de ajustar tu estrategia para incluirlas todas y valorar las diferentes acciones que puedes llevar a cabo en cada una de esas fases.