Cómo escribir textos SEO que posicionen en Google

Los textos SEO son imprescindibles para conseguir el posicionamiento orgánico de una página web o un blog. Seguir los parámetros de la redacción SEO consigue que Google entienda mucho mejor tu sitio y sobre qué trata, lo que le permite hacer una mejor valoración del mismo y ajustar el posicionamiento.

Aunque todavía hay quién cree que un texto para posicionamiento es una redacción que usa una y otra vez la misma palabra clave, lo cierto es que no es así. De hecho, una mala Search Engine Optimization puede dar lugar a que la web sea penalizada, y hay que tener cuidado con esto.

escribir textos seo

¿Qué es un texto SEO?

Es un contenido en el que la redacción se ha cuidado hasta el último detalle para que se ajuste a esos parámetros que sabemos que Google valora especialmente de cara al posicionamiento.

Escribir textos SEO implica hacer un buen uso de las palabras clave, y también estructurar adecuadamente el contenido, usar un buen título, destacar algunos conceptos importantes en negrita, etc.

Pero, cuidado, al escribir no se puede pensar solo en el buscador, hay que tener muy en cuenta al lector. Por eso, un texto orientado al posicionamiento de una web o blog debe valorar principalmente qué es lo que espera encontrar el usuario y, además, qué es lo que quiere ver Google.

Ventajas de redactar un texto SEO

Si hay tanto interés entre los propietarios de webs y blogs en redactar textos SEO es porque saben que estos pueden dar muy buenos resultados. Échale un vistazo a las siguientes ventajas:

✅ Mejora el posicionamiento

Si consigues que el texto le guste a Google, la web va a ir escalando puestos poco a poco en los resultados de búsqueda, hasta alcanzar la primera página y un buen lugar dentro de esta.

Una adecuada Search Engine Optimization le transmite a Google la idea de que tu web es una de las mejores opciones cuando se desea información sobre un determinado tema y, en consecuencia, la muestra al usuario.

✅ Consigue tráfico específico

Tu web o blog no necesitan millones de visitas, lo que necesitas es tráfico cualificado, procedente de personas que de verdad puedan estar interesadas en lo que tú ofreces, porque solo así aumentan las posibilidades de conversión.

Al escribir SEO consigues atraer hacia tu sitio precisamente a aquellos que cumplen con el perfil de tu cliente potencial.

✅ Mejora la imagen de tu negocio

Un texto SEO es, ante todo, un contenido muy bien trabajado, y esto repercute muy positivamente en la imagen que se llevan tus visitantes de tu negocio.

Cómo escribir un texto SEO paso a paso

1. Haz una buena investigación de palabras clave

La palabra clave es aquella por la que quieres posicionar el texto que estás creando, así que lo primero que debes hacer es encontrarla. Ten en cuenta tanto su volumen de búsquedas como la dificultad de posicionamiento orgánico y de pago. Esto te dará una idea sobre lo fácil o difícil que puede ser llegar a la primera página de Google con esa keyword.

Elige además palabras clave secundarias y palabras clave de cola larga que puedan ayudar a hacer una redacción más natural y contribuyan a mejorar el posicionamiento.

2. Diseña la estructura

Antes de comenzar a redactar SEO debes hacer una estructura básica del artículo: cuál será el título (H1), apartados (H2) y subapartados (H3) en los que vas a dividir el contenido. Recuerda que ni a Google ni a los lectores les gustan los párrafos demasiado largos ni los apartados que son muy extensos.

3. Ten en cuenta el linkbuilding

La arquitectura de enlaces en un texto es fundamental de cara a su posicionamiento. Los enlaces internos llevarán a Google y a tus lectores por los diferentes contenidos de la web, mientras que los enlaces externos permiten al usuario complementar la información.

No es bueno que en tu web haya apartados que reciban muchos enlaces entrantes y otros que no tengan casi ninguno o directamente carezcan de ellos. Y tampoco puedes llenar cada texto de links.

Por eso, es importante que hagas un seguimiento de la arquitectura de enlaces que estás creando para repartirlos de la forma más adecuada.

4. Redacta el texto

Después de todo lo anterior, es hora de empezar con la redacción SEO. Como decíamos antes, lo importante es escribir para el usuario, así que hay que crear un texto que sea sencillo de leer, ameno y, sobre todo, que resuelva las dudas básicas que tiene cualquier persona cuando hace una búsqueda como la que ha llevado al internauta hasta tu sitio online.

Tras la redacción hay que hacer una labor exhaustiva de corrección y depuración del texto. Aprovechando ese momento para incluir negritas (sin abusar) y crear los enlaces que se han planificado antes.

5. Optimización

Con el texto ya listo hay que seguir trabajando. Toca optimizar la URL para que sea lo más amigable posible, también el title y la metadescripción.

No hay que olvidarse de las imágenes, que deben ser lo menos pesadas posible para no interferir en la velocidad de carga de la web, y tienen que estar bien optimizadas, con títulos y títulos alternativos que incluyan la palabra clave y sus variantes.

Consejos para la redacción SEO

✅ Ajusta la extensión del texto

Olvídate del “caballo grande ande o no ande”, para que un texto se posicione no hace falta que tenga miles de palabras. Un texto de 500 palabras puede llegar a estar en primera posición si está bien redactado y optimizado.

Tus textos deben tener la extensión justa y necesaria para el tema a tratar. Habrá casos en los que tengas que redactar 3000 palabras para abordar un asunto en profundidad y otros en los que bastará con 600.

✅ Crea un índice

Pocas veces un lector online lee un artículo en toda su extensión. Tiene una duda concreta y quiere resolverla rápidamente. Por eso, si tu texto es largo, incluye un índice al principio del mismo. Esto permite al usuario ir directamente a la parte que le interesa y evita que pueda salir rápidamente de la página si no ve a la primera lo que quería, lo que reduce la tasa de rebote.

✅ Cuida la calidad del texto

Si un texto cumple los parámetros de SEO, pero no está bien escrito (no se entiende bien, hay faltas de ortografía, su estructura es ilógica, etc.), sencillamente no sirve para posicionar.

Piensa que tus textos influyen en la imagen que transmites como profesional. Asegúrate de que aportan valor al usuario y tienen una redacción impecable, porque esto no es incompatible con trabajar el posicionamiento.

 

Crear textos SEO de calidad es algo que requiere tiempo, esfuerzo y una serie de conocimientos y habilidades que no todo el mundo tiene. Pero eso no quiere decir que conseguir un buen posicionamiento no esté al alcance de cualquiera. Si no eres un especialista en la materia, siempre puedes comprar textos SEO que lleven tu web hasta lo más alto.