Qué es un redactor de texto SEO

Un buen redactor SEO puede ayudarte mucho en dar visibilidad a tu proyecto online. Y es que tu web debe estar preparada y optimizada para los buscadores. Eso se consigue teniendo en cuenta muchos factores tanto internos como externos. Pero uno de los aspectos internos que más repercuten en el SEO es el contenido. Tiene mucha importancia porque los algoritmos de Google dan prioridad en los resultados de búsqueda a aquellos sitios que responden bien a las consultas de los usuarios, gracias al contenido. Pero no cualquier tipo de contenido. Si de algo sabe Google es de contenido escrito, por lo que los textos tiene que estar mucho más cuidados de lo que a priori podemos suponer.

Aunque hayas escuchado muchas veces que la audiencia en internet simplemente “escanea” lo que está escrito, y no lee lo que se escriben en las web, no es del todo así. Muchos textos sí que se acaban leyendo por nuestro público objetivo, aunque sea en diagonal. Y por supuesto, las famosas arañas de Google lo leen absolutamente todo.

Por todo esto, muchas agencias y empresas con sitio web propio deciden subcontratar el contenido a un redactor freelance experto en la temática de su negocio. Eso aporta muchas ventajas tanto para el negocio en sí como para la web, ya que alguien que conozca el sector y tenga mucha experiencia en redacción hará que el contenido sea de calidad. De este modo se ofrecerán textos de valor para nuestros usuarios. Un buen redactor elaborará textos que merezcan la pena ser leídos, aunque sea de una manera rápida. Sabrá interpretar las intenciones de búsqueda de nuestros usuarios, y escribirán un texto de gran calidad para ellos. Sin información superflua y repleto de valor.

Pero para conseguir un buen posicionamiento web es necesario algo más. No solamente hay que escribir para nuestra audiencia, sino que hay que dar la información de tal manera que sea inteligible para Google, y por supuesto, mejorando a nuestra competencia. Para llegar a ese punto es muy recomendable contar con los servicios de un redactor SEO.

Redactor SEO vs. Redactor de textos

En el sector de la redacción freelance hay mucha oferta y demanda. Es una salida profesional para muchos estudiantes o recién graduados en periodismo que buscan su primer trabajo. Y muchos de ellos llevan años dedicándose a esta profesión, incluso compaginándola con otros trabajos. Contratar redactores de textos profesionales permite al empresario centrarse en aspectos más relacionados con el negocio y delegar esa tarea a alguien que la domina.

La mayoría de los redactores de textos suelen escribir correctamente, sin faltas de ortografías y con un buen nivel gramatical y semántico.

Sin embargo, dentro de los redactores digitales hay un perfil que destaca por su alto nivel de especialización. Se trata del redactor SEO, el cual tiene una aptitud adicional y es la de “optimizar los textos para posicionarse en Google”. Además de tener conocimientos sobre la temática, y cumplir con todas las exigencias ortográficas, semánticas, y gramaticales, tiene experiencia en SEO y sabe elegir las palabras adecuadas para que un texto ayude al sitio web a posicionarse. ¿Cómo lo hace?

Funciones de un redactor SEO

Un redactor SEO no tiene porqué ser un experto en SEO técnico, pero sí domina ciertos aspectos importantes de esta disciplina. Eso le convierte en un activo de mucho valor para cualquier empresa que lo contrate para mejorar su SEO onpage.

Investigación de palabras clave: identificando la intención de búsqueda

Los redactores SEO son capaces de realizar una investigación de palabras clave (keyword research) para saber qué y cómo busca la gente contenido relacionado con la web de su cliente. En base a esa búsqueda exhaustiva esboza una estrategia de contenido en la que elige bien los títulos de cada texto, sus encabezados y expresiones long tail.

Huirán de palabras clave de marca, o de aquellas con alta competencia. Analizarán las SERP de cada término de búsqueda para saber y tener una idea general del contenido de cada texto y del tipo de artículo que está posicionando, de manera que sepa qué volumen de palabras trabajar y con qué tipo de contenido.

Por ejemplo, si los resultados de búsqueda de un determinado contenido está lleno de vídeos de YouTube o de otro tipo de contenidos, huirá de tratar de posicionarlo con un contenido escrito.

SERPs copadas por resultados de vídeo
No texto, no good para un redactor SEO, jeje

Estructura de contenido orientada a SEO

Otro aspecto que suele controlar un redactor SEO es cómo estructurar el contenido. Tienen que tener en cuenta qué títulos y subtítulos utilizar de manera que se refuercen las palabras clave principales y secundarias, integrando el contexto general del contenido, y facilitando tanto la lectura como la comprensión de ideas principales.

Referencias externas e internas

Un texto no estará completo, si el redactor SEO no es capaz de enlazarlo con otros para conseguir dos objetivos: mejorar la experiencia de usuario, aportando nueva información sobre el tema que se está tratando, e indicar a Google cuáles son las páginas más importantes del sitio.

Un correcto enlazado interno y externo facilitará la navegación de Google a través de nuestra página, mejorando la comprensión del contenido del texto y sus ideas clave.

Metadatos y otra información para rich snippet

Cada vez más, se utilizan los rich snippet para dar señales a Google del tipo de artículo que estamos publicando. Gracias a los rich snippet Google podrá identificar si nuestro artículo es informativo, o es un receta, por ejemplo. Cada tipo de artículo cuenta con una información estructurada en metadatos que facilita a Google su identificación. Un redactor SEO completará esa información esencial, de manera que mejorará el posicionamiento de nuestro texto.

Ejemplo de rich snippet de recetas
Aunque no se vea, un redactor SEO completa los metadatos de los rich snippet, para obtener resultados de este tipo

Como ves, si los redactores de texto desempeñan un trabajo imprescindible para cualquier web, contratar un redactor SEO sirve de mucha más ayuda aún. Este hecho es evidente dado que un redactor profesional que tenga conocimientos avanzados de SEO aporta un valor añadido muy importante: consigue que mejore el posicionamiento web de la empresa.