Cómo redactar un ebook paso a paso

Escribir un ebook es algo muy sencillo. Todo el mundo piensa que supone un trabajo extraordinario. Y parece que tienes que superar barreras infranqueables.

Sin embargo, las claves fundamentales para que tú también puedas escribir un ebook solo son tres: estrategia, esquema y enfoque.

Hoy quiero enseñarte a escribir tu propio ebook. Voy a enseñarte los pasos que yo sigo cada vez que tengo que hacer este tipo de contenidos.

Escribir un ebook

Escribe tu ebook siguiendo estos 4 pasos

Hay mucha gente que piensa que escribir un ebook profesional es una tarea muy complicada que solo pueden hacer unas pocas personas.

Y no es así; es cierto que no tardas un día en redactar un ebook, especialmente si no tienes práctica con la redacción de contenidos. Pero créeme cuando te digo que si elaboras una buena estrategia, te marcas un calendario y fijas unos objetivos, podrás escribir todos los ebooks que te propongas sin ser un/a escritor/a profesional.

Tienes una idea en la cabeza, quieres vivir la experiencia de crear tu propio ebook, vas a escribirlo porque todo el mundo tiene uno, quieres captar suscriptores para tu blog, deseas regalarlo a tus clientes… sea cual sea el objetivo de te hayas puesto para escribir tu ebook, no te aconsejo que te sientes delante de tu ordenador y comiences a escribir, sin más.

Tienes que hacer un plan de trabajo, ¿quiéres saber cómo lo hago yo? pon en práctica estos cuatro pasos y tendrás muchas probabilidades de éxito.

Paso 1. Investiga el mercado

Estoy segura de que si has decidido escribir un ebook es porque has tenido una idea excelente. Pero, ¿has comprobado si tu idea la ha tenido otra persona antes que tú?

Nunca olvides que todo lo que escribes tiene que tener un objetivo, a no ser que quieras escribir un diario o una lluvia de ideas en tu bullet journal.

En este artículo te estoy hablando de cómo puedes redactar un ebook profesional, así que mi consejo antes de hacer ningún estudio de mercado, es que tengas muy claro si tu público objetivo está demandando el contenido de tu ebook.

Por eso, antes de hacer nada, incluso si ya tienes una clara idea sobre el tema del que quieres escribir tu ebook, comprueba si la gente busca y consume este contenido.

Ayúdate de herramientas como Google; por ejemplo, a través de Google Trends puedes ver de manera muy gráfica la cantidad y el origen de búsqueda de la información.

Haciendo investigación de mercado para tu ebook

También, por qué no, pregunta a tu comunidad. No tengas reparo en hacer preguntas a tus seguidores. Ellos son la mejor fuente de información que puedes tener.

Te sugiero que estés al tanto de todo lo que está publicado, y se está publicando, en tu sector. Lee todo tipo de prensa especializada, otros blogs, foros, comunidades… son pistas que te darán mucha información.

Es muy probable que la idea que tú acabas de tener para escribir tu ebook ya la han tenido otros antes. Pero no pasa nada, no te desanimes. Lee todo lo que encuentres relativo al tema y busca contenido nuevo; uno de tus propósitos debe ser encontrar la manera de aportar valor a lo que ya hay escrito.

Anota toda esta cantidad de información en un documento; y si dominas el arte de hacer mapas mentales, te aconsejo que lo pongas en práctica. Te ayudará mucho a la hora de ordenar esa gran cantidad de información que acabas de recopilar.

Voy a darte un consejo que a mí me funciona muy bien; elige un tema para tu ebook que sea muy específico. Por ejemplo, si quieres hablar sobre marketing digital busca un tema muy concreto sobre el que no haya demasiado contenido, y que esté altamente demandado por el público.

Ya sé que no es fácil, pero esta premisa puede ayudarte a la hora de concretar tu objetivo.

Paso 2. El esquema y el enfoque de tu ebook, ordenando toda la información

Llega el momento de poner en orden toda la información que has recopilado en la fase de investigación.

Es verdad que hay mucha gente que opina que lo mejor es comenzar a escribir todo lo que te salga. Yo no te aconsejo hacerlo así; nunca lo hice, ni siquiera cuando comencé a dedicarme profesionalmente a esto.

Pienso que es mucho mejor que ordenes toda la información que tienes. Para ello, te aconsejo que utilices listas con las ideas que has recogido; y también puedes ayudarte haciendo estructuras de mapas mentales.

Voy a mostrarte cómo hacerlo con listas, ya que es más fácil que puedas ponerlo en práctica de forma inmediata.

Anota en esa lista todas las ideas que has recogido. No se trata de hacer un escueto listado de palabras; puedes emplear frases con las 2-3 palabras clave de cada idea.

Una vez que las tengas todas, léelas varias veces y determina su importancia. Para saber hacer esto necesitas conocer a tus lectores muy bien; tienes que tener muy claro cómo dar una buena respuesta de usuario. Si no sabes de qué te estoy hablando, en este artículo del blog puedes ver qué significa.

Ordenando la información

Llega el momento de coger las ideas más importantes y ordenarlas de nuevo, esta vez de mayor a menor importancia. Con esas ideas ordenadas ya tienes el esquema de tu ebook.

Para que no se te olvide nada, te aconsejo que desarrolles brevemente cada uno de los puntos que forman tu esquema. Basta con una o dos frases que te ayuden a recordar bien todos los detalles cuando estés redactando. Este es el enfoque de tu ebook.

¿Ves como no es nada complicado hacer un esquema y enfoque de tu próximo ebook? A partir de ahora, cada vez que te pongas a escribir solo tendrás que consultar tu “guía”. Tendrás las ideas claras y sabrás qué hacer en cada momento.

Por supuesto, puedes cambiar el esquema tantas veces como consideres necesario. De hecho, siempre se cambia cuando escribes un ebook. Además, esta forma de prepararlo te permite escribir los capítulos en el orden que tú quieras.

Incluso, una vez escritos puedes cambiar el orden en tu esquema. Como ves, el esquema y enfoque es tu documento guía que tú puedes ir adaptando conforme vayas redactando tu ebook.

Lo más importante es que, haciéndolo de esta manera, estás siguiendo una estrategia con un orden lógico.

Un consejo más, aprovecha toda la información de ese primer listado que no has metido en el esquema de tu ebook para nutrirlo de información extra. Ahí estás cubriendo esa necesidad de aportar valor a tu contenido.

Paso 3. Encuentra tu mejor momento creativo

Estás a punto de vivir la maravillosa experiencia de escribir tu ebook. Tu propia preparación es fundamental, si no quieres caer en la desesperación de tener una hoja o pantalla en blanco delante y no saber por dónde empezar.

Todos tenemos un momento del día en que nuestra creatividad cobra vida. Sí, todo el mundo vive ese momento de gloria.

Debes saber en qué momento estarás con toda tu inspiración a flor de piel para que tus dedos comiencen a tocar las teclas adecuadas, formando bonitas palabras que den como resultado un texto impresionante y, por ende, un ebook épico.

Por si te sirve de orientación, voy a contarte cuáles son mis mejores momentos para escribir. Escribir es mi trabajo; yo me paso el día entero escribiendo contenidos.

Pero es verdad que tengo momentos muy creativos, al igual que tengo momentos extremadamente aburridos.

Los mejores momentos para mí a la hora de escribir con fluidez y mucha inspiración son la última hora del día y la primerísima hora de la mañana, en torno a las 6-7.

Pero claro, yo trabajo escribiendo; no puedo ceñirme a esos dos momentos efímeros con respecto a todo el día entero. Lo que hago es decidir qué contenidos escribo en cada momento del día.

Cuando tengo que escribir un ebook, normalmente lo dejo para las últimas horas del día. No te aconsejo que continúes escribiendo tu ebook en cualquier momento del día que tengas libre.

Dedica un tiempo limitado cada día, o en el plazo que tú establezcas, solo para tu ebook. En especial, si no tienes práctica escribiendo.

Redactando en tu portátil

Aún así, somos humanos, y hay días en que la concentración no llega. La solución más frecuente es ponerte música (dependiendo del momento y el contenido que estoy escribiendo, puedo ponerme desde rock hasta música para la meditación).

Cualquier cosa que te ayude a concentrarte, inspirarte y que tus dedos se muevan como locos por el teclado dará un resultado espectacular a tu ebook.

Paso 4. Escribe y revisa tu ebook

Ahora ya tienes todos los ingredientes para ponerte manos a la obra. Aquí puedes sufrir otra de las dificultades típicas de cualquier escritor, sea un experto o no.

Y es que hay veces que te sientas delante de tu pantalla en blanco, y a pesar de tener tu esquema al lado para saber sobre qué tienes que escribir, es probable que no te salga ninguna palabra.

Yo también lo he sufrido, ¿sabes por qué ocurre? Porque pesa mucho la presión que tenemos sobre nosotros. Y es esa presión de que pasa el tiempo y no tengo nada escrito, la que te impide concentrar tu atención en escribir.

No te preocupes, es normal. Yo te aconsejo que te marques un objetivo fácil para ti todos los días. Es mejor escribir poco pero de manera constante, que mucho y con grandes intervalos de tiempo por medio.

Ponte el objetivo de escribir una hoja de tu editor de textos cada día. Y si te parece demasiado, haz el truco de incrementar el tamaño de la letra. Si te apetece escribir más contenido, adelante. Pero al menos cumple ese objetivo diario.

La revisión y corrección

Una vez que has terminado tu ebook tienes que revisarlo. El trabajo de cualquier escritor no solo consiste en terminar su obra, tiene que perfeccionarla, comprobarla, corregirla… 

Te aconsejo que dejes tu contenido a alguien de tu confianza para que lo lea y corrija. No para que cambie el sentido de las frases; simplemente para que compruebe si tienes alguna falta de ortografía.

Ahora sí, ya puedes maquetar tu ebook y lanzarlo al mercado.

¿Has escrito algún ebook?, ¿cómo ha sido tu experiencia?, ¡Cuéntanos!