Cómo escribir textos corporativos

Un comunicado interno, un correo electrónico, los catálogos de productos, las redes sociales… son muchos los textos que tiene que redactar una empresa.

En realidad no es algo exclusivo de una empresa. Cuando escribes en tu blog, tu newsletter, la campaña de venta de tus productos, etc… Tú también tienes que saber escribir de manera correcta.

Hoy quiero hablarte de los textos corporativos. Voy a darte las pautas para que cada vez que quieras escribir cualquier contenido corporativo sepas hacerlo de manera profesional. ¿Te vienes?

Comunicado interno

Qué es un texto corporativo

Quiero empezar hablándote de lo que no es un texto corporativo. No es un discurso tedioso e infumable que aburre a todo el mundo; no es un contenido que utiliza palabras imposibles de entender. No es, en definitiva, un texto de esos que escriben algunas empresas, y ni siquiera entienden los propios redactores.

Un texto corporativo es un comunicado, sea del tipo que sea, que contiene un mensaje claro, con una estructura sencilla, y está pensado para que todos los destinatarios puedan comprenderlo.

Hay gente que piensa que un texto corporativo sólo se puede escribir con el trato de “usted” y es un error. Un texto corporativo es la carta de presentación de una empresa; es el que dará la identidad de marca.

En función de quién es el buyer cliente así deben ir escritos los textos corporativos. Y si se trata de contenidos internos de una empresa, también hay que cuidar mucho la forma del contenido en función de quiénes sean los destinatarios del texto.

Observa los dos textos que te detallo a continuación. Están sacados de dos websites reales:

Texto corporativo de una empresa

Aquí tienes el otro:

Texto corporativo de un equipo de trabajo

¿Cuál crees que es más corporativo?

Ninguno de los dos es más corporativo que el otro; los dos son textos perfectos, y están redactados pensando en sus respectivos buyer clientes.

Escribe de forma correcta

Escribir bien es sinónimo de buena imagen. No hay nada más feo cuando lees un texto que encontrarte alguna falta de ortografía; puede que el contenido esté más o menos claro, pero si tiene alguna falta de ortografía te aseguro que el contenido ya da igual.

Lo mismo ocurre cuando escribes un texto plano, sin ninguna pronunciación, sin ninguna emoción. A pesar de ser un texto corporativo, nunca puedes olvidar a las personas que lo leerán.

¿Sabes un truco que funciona muy bien y puede ayudarte mucho a la hora de escribir tus textos corporativos? Escribe exactamente igual que si estuvieras conversando con tu lector, y lee tu contenido en voz alta. Te sorprenderá la cantidad de cambios que harás en tu texto antes de darlo por terminado.

  • Cuida la ortografía: esto debería servirte para cualquier contenido que escribas en tu vida, incluidas las entradas en tu agenda. Pero cuando escribes textos corporativos tienes que tener una ortografía perfecta.

¿Cómo se queda tu bista lellendo esta pregunta que estoi aciendote?

Es verdad que lo he exagerado mucho, pero imagina que esto ocurre en un contenido que va a leer mucha gente. Por favor, cuida muchísimo la ortografía; nunca olvides pasar un corrector ortográfico doscientas cuarenta y ocho mil veces antes de dar por finalizado tu texto.

  • Utiliza sinónimos: es algo que abunda en nuestro idioma español. A diferencia del inglés, por ejemplo, nosotros tenemos muchas palabras que significan lo mismo. Aprovéchalo para mantener la atención de tus lectores!

Mira, una aplicación que yo utilizo mucho para ésto es BuscaPalabra. Me gusta mucho porque tiene una extensión que puedes instalar en tu navegador y es muy sencilla de utilizar.

No sólo te proporciona sinónimos o antónimos de cualquier palabra que le consultes, también es un diccionario. Y algo que me gusta mucho es que te resuelve muchas dudas ortográficas que dan lugar a errores muy comunes en los textos escritos.

Voy a ponerte un ejemplo: imagina que estás buscando un sinónimo de la palabra “texto”:

Sinónimos

Hay muchos que pueden ayudarte; la propia página de la RAE te proporciona mucha información de cada palabra que buscas.

  • Palabras semánticas: esto puede resultar muy útil a la hora de escribir un texto corporativo. El uso de palabras semánticas es una manera de no caer en un contenido plano y aburrir a los lectores.

En el ejemplo anterior, la aplicación Busca Palabra nos ofrece todas estas palabras semánticas de nuestra búsqueda, “texto”:

Palabras semánticas

La verdad es que la lista es mucho más larga. Pero te he sacado una muestra para que te ayude a no quedarte en blanco.

  • Los adjetivos y los adverbios: ten cuidado con abusar de adjetivos y adverbios. Muchas veces quedan muy bien, adornan mucho, pero se llevan el mensaje que queremos transmitir.

Yo te aconsejo no utilizar ningún adverbio; mira este truco: cuando escribas una frase con un adverbio (estoy segura de que te quedará genial), lee en voz alta la frase con y sin él. Si tiene el mismo significado, entonces elimina el adverbio.

No te aconsejo abusar de los adjetivos; te invito a hacer el mismo ejercicio que te he comentado para los adverbios.

5 Tips para que tus textos corporativos funcionen

Voy a darte cinco consejos que te ayudarán cada vez que escribas cualquier contenido para compartir con tu comunidad, con tu público, con tu equipo de trabajo, etc…

Conecta con tus lectores

Esto es algo que siempre te aconsejo, para cualquier texto que escribas. En un texto corporativo resulta de vital importancia que consigas el punto de conexión con tus lectores.

Un contenido corporativo siempre lleva un mensaje. No hay nada mejor que empatizar con tus lectores; te aseguro que al sentirse cómodos leyéndote lo entenderán a la perfección.

Mensaje claro

Sé muy conciso/a a la hora de escribir tu mensaje corporativo. Olvídate de texto que distraiga y aburra a los destinatarios. Debes tener muy claro qué quieres transmitir; utiliza las palabras adecuadas para asegurarte de que ese mensaje llegue sin diluir ni un ápice de información.

Recuerda lo que te comentaba en el apartado anterior sobre los adverbios y los adjetivos. Son palabras que adornan mucho y quedan genial; pero eso para la poesía o una novela. Aquí no encajan muy bien, la verdad.

Utiliza palabras sencillas

Esta es la única manera de conseguir que tu contenido esté claro para todo el que lo lea. No pierdas tiempo en poner palabras rebuscadas que pueden rayar la pedantería.

Si no encuentras las palabras que quieres decir, ayúdate de herramientas que te faciliten sinónimos, echa mano de palabras semánticas, lo que más te guste. Pero no escribas palabras rimbombantes que sólo conseguirán afear tu contenido.

Tienes que transmitir confianza

La confianza es el comienzo de cualquier relación humana. Sí, también tienes que poner en práctica la confianza cuando escribes un texto corporativo.

Elige las palabras que vas a emplear en tu texto corporativo. Si lo haces de forma cuidadosa conseguirás afianzar tu mensaje. Olvídate de redundancias, frases largas y términos complejos.

Ordena tu mensaje de manera adecuada

Parece algo obvio, pero créeme cuando te digo que esto es de vital importancia para cualquier texto que escribas. Empieza tu texto con el mensaje que quieres transmitir; sí, sin rodeos, sin más.

Si quieres añadir alguna explicación, o poner en contexto al lector hazlo después. Lo primero que leemos es lo que se nos queda; lo que más impacta en nuestro cerebro.

Aprovecha la apertura de tu mensaje con un contenido que llame la atención. Y por supuesto lanza tu mensaje en ese momento. Después, escribe todas las aclaraciones que quieras y pon en situación al lector, si lo consideras necesario.

Olvídate de abrir un texto corporativo hablando de ti, de tus logros y de informaciones que rodean lo importante llevando a tu lector a un aburrimiento extremo. Si quieres hacerlo, hazlo pero al final del todo.

¿Cómo escribes tus textos corporativos?, ¿tienes alguna checklist para que no se te olvide nada?, ¡Cuéntanos!