Cómo redactar una entrevista – 5 consejos para hacerla hoy mismo

Tienes que hacer una entrevista a alguien y no sabes por dónde empezar. Te has pasado toda la tarde viendo vídeos de personas que hacen entrevistas a gente conocida, pero no sacas nada en claro.

Preparar una entrevista es una tarea que lleva mucho trabajo. Cuanto más trabajes la preparación mejor te saldrá el contenido de esa entrevista.

Hoy quiero hablarte de cómo puedes redactar una entrevista. Quiero darte las pautas que debes seguir para ordenar el arduo trabajo de preparación que lleva. También te daré unos tips para que te quede un contenido de diez, ¡vamos a ello!

Entrevistando a una persona

5 Pasos para redactar la entrevista perfecta

Redactar una entrevista es todo un arte que requiere mucha concentración, manejar mucha información y una buena dosis de creatividad.

Si tienes previsto hacer una entrevista a alguien te aconsejo que sigas estos cinco pasos para no quedarte ningún detalle fuera. Conseguirás un resultado muy profesional y completo.

La preparación

Este es el paso más importante de todos. Para conseguir un buen resultado tienes que invertir mucho tiempo en preparar la entrevista. No pases a otra tarea hasta no tener clarísimo que ya has terminado la fase de investigación.

Lo primero que tienes que hacer es documentarte mucho y bien, conocer a la perfección a la persona que tendrás delante en el momento de hacerle la entrevista.

Estudia su trayectoria profesional, busca toda la información sobre otras entrevistas que haya concedido previamente, observa sus redes sociales, lo que dicen de él/ella… en fin, debes conocerlo perfectamente para poder preparar la entrevista que le harás.

Coge detalles que identifiquen a esta persona; alguna expresión que diga con frecuencia, palabras o frases que definan muy bien su trabajo, cualquier cosa con la que empatices y te ayude a conocerla mejor.

Escucha activa en una entrevista

Es fundamental que conozcas muy bien su trayectoria profesional. Si ha recibido un premio, si está en medio de un lanzamiento nuevo en su negocio, si ha conseguido algún logro importante para la sociedad.

Y también te aconsejo que busques información personal, todos los detalles que puedas. Cómo es su carácter, qué comida le gusta, si prefiere viajar en avión o en tren, cualquier detalle que se te ocurra. Te aseguro que te ayudará muchísimo cuando estés en el medio de la entrevista.

Una vez que tengas toda esta información recopilada, ordénala. Separa lo profesional de lo personal. Y anota todos los datos de forma cronológica, con fechas incluidas.

Si esta persona está en pleno proceso de promoción dedica un sólo capítulo de tu colección de notas a ésto. Será uno de los pilares de tu entrevista.

La presentación de la persona que vas a entrevistar

Llega el momento de comenzar a escribir el guion de la entrevista. Te aconsejo que escribas el contenido de tu guion tal y como lo dirías si estuvieras hablando.

Hay quien prefiere hacer un listado con anotaciones que luego van desarrollando durante la entrevista. Pero esto es cuestión de gustos y sobre todo de práctica.

Yo prefiero la primera opción; porque si durante la entrevista te quedas en blanco (que es probable), siempre podrás leer literalmente tu guion y no parecerá que estás leyendo. Es un truco que te salvará de más de un apuro, créeme.

El momento de la presentación es muy importante para tus lectores u oyentes. Tienes que tratar de captar toda su atención para que se queden durante la entrevista.

Presenta a tu invitado/a hablando de su profesión, destaca algún detalle importante para que todo el mundo lo identifique, y no olvides decir alguna cualidad personal que lo defina.

Este es un ejemplo real de una presentación para una entrevista que hice una vez:

“Hoy me acompaña un emprendedor de alto rendimiento, como él mismo se define. Es una persona muy conocida en la red, que se ha ido haciendo a sí mismo gracias a su pasión por el trabajo. Propietario de varios blogs, seguro que lo conoces por xxx, el mayor blog de marketing digital en toda la comunidad de habla hispana. Estoy hablando de xxx; un xxx que a nivel profesional es muy exigente, muy constante y altamente proactivo. Y a nivel personal es muy comunicativo, cercano y, a pesar de estar donde ha llegado, posee una gran sencillez. Os dejo con la entrevista; espero que os guste tanto como a mi me ha gustado hacerla.”

Saludando a tu invitado/a

Este paso es sencillo, di “hola, su nombre”. Aquí es fundamental que le des las gracias por haber aceptado estar hoy contigo. En especial, si es una persona ocupada y ha hecho hueco para concederte la entrevista.

Micrófonos para entrevistas

Una vez hecho el saludo inicial tienes que romper el hielo y comenzar de una manera amena la conversación.

Yo te aconsejo que dejes esto para el final. Te costará mucho menos arrancar con alguna frase de transición que enlace con la primera pregunta. Así que, vamos con el siguiente paso.

El bloque de la entrevista

Antes te hablaba de escribir tu guion de la entrevista en un tono conversacional. Es una manera muy eficaz que te ayudará a pasar de un tema a otro sin ningún esfuerzo.

Si te fijas, hay entrevistas que resultan muy aburridas porque se basan en una cadencia de pregunta-respuesta. Y queda mucho mejor hacer de tu entrevista una conversación que además resulte amena para tu público, aportando contenidos de valor.

Te aconsejo que dividas el contenido de la entrevista en bloques según los temas que quieras tratar. Igual sólo hablarás de un tema con la persona entrevistada.

Aún así, debes hacer dos bloques de contenido, el principal de la entrevista y uno más personal que muestre el lado humano del entrevistado/a a tu audiencia.

Centra el contenido de la entrevista en hitos, logros y promoción de nuevos productos de la persona entrevistada. Si no es muy conocida, puedes hacerle preguntas sobre lo que hace, que hable de su trabajo.

También es muy buena idea que comparta contigo su experiencia, en el caso de ser alguien muy conocido. Trata de buscar la forma de que todo lo que te cuente aporte valor para el público que está disfrutando de este momento.

En la parte más personal, las preguntas que funcionan muy bien y siempre son bien recibidas son cuestiones del tipo:

  • ¿Cuál es tu libro preferido?
  • Una persona tan ocupada como tú, ¿qué haces los días en que no te levantas con ánimo, tienes algún lema, alguna frase que te motive?
  • ¿Tienes algún ídolo a quien seguir, algún referente en tu vida profesional?
  • Recuerda preguntarle algo relacionado con su trabajo pero que afecte a su vida personal. Por ejemplo, imagina que estás entrevistando a una persona cuyo trabajo consiste en impartir clases de gimnasia; una pregunta que da pie a más puede ser ¿haces deporte en tu tiempo libre?

Una pregunta que me gusta mucho hacer porque da mucho juego para seguir la conversación es ésta: ¿Cuál es el secreto de tu éxito?

La despedida

Cuando hayas terminado, cierra la conversación agradeciendo de nuevo a tu entrevistado/a el tiempo que te ha dedicado.

Tomando notas en una entrevista

Haz un brevísimo resumen de lo que te ha parecido ese rato de charla y resalta alguna frase impactante que te haya dicho durante la entrevista; aquí puedes improvisar sin problema.

Porque a estas alturas de la entrevista ya se te habrán pasado los nervios, ¿o no?

Tips para que tu entrevista quede muy profesional

Anota estos pequeños consejos que te ayudarán a redactar y hacer entrevistas como un profesional de la comunicación:

  • Mantén la entrevista como una conversación con tu invitado/a.
  • No hagas preguntas cerradas, de esas que sólo admiten un “sí” o “no” como respuesta.
  • Elabora las preguntas pensando en completarlas mientras estás hablando con la persona entrevistada. Muchas veces, en función de cómo va la conversación pueden surgir otras preguntas que completan la información que inicialmente habías preparado.
  • Presta mucha atención a las respuestas que te da porque de ahí es fácil que puedas sacar las conclusiones de la entrevista, algo que te aseguro quedará muy profesional.
  • No hagas demasiadas preguntas. Ya sé que muchas veces te apetece saber mucho de la persona que vas a entrevistar. Pero no debes pasarte para no aburrir a nadie.
  • Escribe en tu guion todas las frases que enlazarán de una pregunta a otra. Te aconsejo que te ciñas a ésto; si no tienes costumbre de hacer entrevistas no te lances a improvisar, o hazlo de manera moderada.

¿Tienes algún método para redactar tus entrevistas?, ¡cuéntanos!