Cómo estructurar un buen artículo y qué partes lo componen

Seguro que alguna vez has sentido algo parecido a esto. Quieres escribir un artículo y haces una búsqueda de información brutal hasta conseguir recoger un montón de datos; tienes en tus manos tanto valor que es muy probable que te salga un artículo de 10.

Cuando te sientas delante de tu editor de textos deseando poner en valor toda esa información que te quema en las manos, de repente te desinflas como un globo porque caes en la cuenta de que no sabes por dónde empezar.

¿Qué información es más relevante?, ¿cómo ordenarla?, ¿por dónde empezar?, ¿y las keywords, dónde van?

Espera, no te vayas, no te desanimes. Hoy quiero hablarte de cómo estructurar un artículo; para que tus lectores lo lean hasta el final y además consigas el objetivo que te propongas.

¿Me acompañas?

La estructura de un artículo

El comienzo de tu artículo, enamorando a tu lector

La parte más difícil y más importante de cualquier artículo es el comienzo. Solo hay algo mucho más importante que el comienzo en tu artículo, y eso es el título.

Voy a contarte cómo puedes comenzar tus artículos combinando los tres pilares que lo harán atractivo para tus lectores, y también para los buscadores; bueno, para Google.

Redacta una introducción que enganche

Cuando estás analizando cómo estructurar un artículo, esa fase en la que ya tienes hecha tu curación de contenido y tienes que comenzar a redactar, no puedes olvidar la introducción.

Me atrevo a decir que la introducción es una de las partes más importantes de tu artículo. Debes cuidarla mucho y tratar de hacer una redacción lo suficientemente llamativa como para conseguir enganchar a tu lector.

No olvides que las personas hoy en día sufrimos fatiga de contenido. Es necesario que tú consigas enamorar a tu lector en las primeras palabras de tus artículos.

Leyendo en la tablet

Por tanto, cuida mucho la redacción en esta parte; ayúdate de herramientas que enganchen a tus lectores; utiliza el storytelling para contar alguna anécdota o historia, aporta datos, resultados, conclusiones y todo aquello que consideres relevante y que hará que tu lector se quede.

Debes resumir en 2-3 párrafos el contenido que vendrá después. Pero además, tienes que poner en situación a tu lector para despertar su atención. Deja entrever lo que viene detrás; crea un halo de curiosidad extrema.

Después del título, la introducción es lo que más tardo en redactar, siempre. ¿Quieres un consejo? ponte el objetivo de conectar 100% con tu lector en esta parte de tu artículo. Te ayudará muchísimo conocer a tu buyer lector mejor que a ti mismo/a.

No puedes olvidar la respuesta de usuario y el SEO

Además de cuidar mucho tu redacción en la introducción, como te digo en el apartado anterior, debes llevar a cabo una serie de tareas de SEO totalmente imprescindibles para enamorar a Google.

Algo que es fundamental, y mucha gente no trabaja, es la respuesta de usuario. Tienes que saber perfectamente qué busca tu lector cuando entra en tu artículo. Y en la introducción debes satisfacer su curiosidad.

Dale la respuesta que busca en esos 2-3 párrafos que forman tu introducción. Además de satisfacer su curiosidad estarás llamando su atención; algo importantísimo en esta fase de tu artículo, en la que debes marcarte el objetivo de conectar con los lectores para conseguir que lean tu artículo completo.

Navegando en la red

¿Cómo puedes saber qué está buscando el usuario?. Te aconsejo que te ayudes de algunas herramientas/aplicaciones para obtener esa información. Y no creas que tienes que invertir dinero para conseguir tus respuestas.

Prueba a poner tu keyword principal en el buscador de Google y observa las respuestas que te da. Aquí tienes muchas pistas para saber qué buscan los lectores.

También te invito a que pruebes la aplicación Answer the Public; igual que antes, pon tu keyword principal en el buscador de esta herramienta y observa la cantidad de resultados reales que te da sobre las búsquedas de millones de usuarios.

El otro aspecto fundamental que no puedes olvidar cuando estás redactando la introducción de tu artículo, es la incorporación de tu keyword principal. Debes hacerlo de manera natural; construye frases donde tenga sentido meter la keyword. Te pongo unos ejemplos:

  • Keyword: dónde puedo comprar bolígrafos azules
    • Propuesta de texto: a menudo me preguntaba dónde puedo comprar bolígrafos azules. Un día iba paseando por el centro comercial, y de repente encontré una tienda donde los vendían. ¿Quieres saber cómo…
  • Keyword: frase de cumpleaños
    • Propuesta de texto: ¿estás buscando una frase de cumpleaños cariñosa, especial, romántica y exclusiva?, aquí te muestro las…

Esta incorporación de la keyword principal, además de las keywords secundarias, en el texto, debes hacerla a lo largo de todo tu artículo. Recuerda que estás escribiendo para tus lectores, pero también para Google.

Pon imágenes que impacten

El contenido visual en un artículo está cobrando cada vez más protagonismo. Y es que en una sociedad donde nos están bombardeando con millones de contenidos cada día, tienes que encontrar la manera de seducir y destacar ante los ojos de tus lectores.

Elige con mimo las imágenes que utilizarás en tu artículo. La primera y más importante es la que debes poner al finalizar tu introducción. Trata de describir con esa foto todo lo que acabas de escribir en tu texto.

Lluvia en la ventana

¿Sabes cómo lo hago yo?, siempre trato de buscar imágenes que resulten originales. Me pongo en la piel del lector; me lo imagino, por ejemplo, mirando su móvil mientras va camino del trabajo en un día lluvioso y triste.

Busco una imagen con un cierto punto de emoción para que, como mínimo, se pare a leer mi introducción. Y como he trabajado mucho esa parte de mi artículo, es muy probable que se quede a leer todo el contenido.

No escatimes tiempo a la hora de buscar la imagen perfecta para tu artículo. Busca hasta que encuentres la que habla por sí misma, y refleja tu contenido a la perfección.

El cuerpo del texto

El hecho de que tus lectores se hayan quedado para leer tu introducción no significa que no debas cuidar el resto de tu artículo.

En el momento en el que estás definiendo cómo estructurar un artículo, te aconsejo que ordenes la información que vas a aportar en tu artículo de mayor a menor respuesta de usuario. Ya te he explicado más arriba cómo descubrir la intención de búsqueda de los usuarios.

Aprovecha esa información para complementar el contenido de tu artículo. Como te digo, coloca lo más arriba que puedas la información que satisface la query; y valora si tu lector quedará satisfecho, o no.

La respuesta de usuario

Por ejemplo, imagina que estás escribiendo un artículo sobre “Cuánto cuesta casarse en un Ayuntamiento”. Aquí la respuesta de usuario está clarísima; tienes que responder a su pregunta, el precio.

Una vez que has hecho esto, ¿cómo puedes continuar?, ¿qué crees que puede necesitar ahora el usuario?. Lo más probable es que si el precio que le has dado le gusta, querrá saber qué tiene que hacer para iniciar los trámites.

Dáselo en tu artículo, no permitas que se vaya a leer otro post diferente para satisfacer su nueva necesidad.

Y, por supuesto, cuida muchísimo el tono y el lenguaje. Dirígete a tu lector haciendo un copy conversacional, hazle sentirse como que solo estáis los dos. Y sé muy expresivo/a cuando escribes. No permitas que se aburra y se vaya.

Despide el artículo con una llamada a la acción

Al igual que ocurre con el comienzo de tu artículo, es muy importante que redactes la despedida de manera adecuada. Busca una manera de cerrar tu artículo que sorprenda a tu lector.

Pídele feedback, hazle preguntas, comparte una opinión personal. Pero no te vayas como si estuvieras cerrando un libro.

Muchas veces nos gustaría que nos pidieran opinión por algo y no encontramos la manera de decir qué nos ha parecido un artículo. No permitas eso con tus lectores; ábreles las puertas de tu blog, pon los comentarios a su disposición.

¿Tienes alguna estructura concreta para tus artículos?, ¿cómo estructuras un artículo? ¡Cuéntanos!